top of page
  • Foto del escritorEdwin Rodríguez

Recomendaciones para los Entrenadores de Béisbol


Es un hecho que el béisbol en Puerto Rico existe gracias a la aportación de los entrenadores comunales. Esas personas que salen del trabajo en la tarde para luego estar en horas de la noche en los parques practicando con los jóvenes infantiles y juveniles. Sin estas personas NO hubiera béisbol en Puerto Rico. Gracias.


Muchos de estos entrenadores carecen de una experiencia como jugadores a nivel superior, inclusive, aunque la hayan tenido, tienden a adoptar unas tendencias al dirigir o preparar a los jóvenes para el juego que muchas veces van en contra del desarrollo apropiado de ellos.


Con la intención de llevarle un conocimiento a los entrenadores y no una crítica malintencionada al trabajo que realizan, es que presento esta serie de sugerencias a sus estilos.


En esta ocasión mencionaré 3 tendencias improductivas: 1) llamar el juego del receptor desde el dugout, 2) mandar a esperar strikes a bateadores, 3) no hacer el infield/outfield antes del juego.


En la primera sugerencia, llamar el juego del receptor desde el dugout, me refiero a que en muchas ocasiones el dirigente le indica al receptor desde la banca los lanzamientos que debe pedirle al lanzador.


Esta tendencia es improductiva ya que limita el interés y la oportunidad del joven receptor a desarrollar la habilidad de aprender por sí solo las secuencias que deben tener los lanzadores realizando sus envíos al enfrentar a los bateadores. Permita que ellos aprendan de sus errores y aciertos dejando las decisiones a ellos mismos.


En Grandes Ligas y a nivel profesional el dirigente envía señas al receptor, pero se hace cuando se tiene corredores en base, para tratar de mantener el corredor cerca de la base.


Los Evaluadores de Talento (Scouts), quieren ver la inteligencia para el juego que tiene tanto el receptor como el lanzador. Es difícil para los ‘Scouts’ evaluar esto si el dirigente es el que toma las decisiones de los lanzamientos que se deben tirar. ¡Déjelos jugar!

Segundo, muchos dirigentes quieren que sus bateadores esperen strikes, especialmente en conteos de 2-0, o 3-1.


Es irónico porque estos mismos dirigentes les piden a sus bateadores agresividad en la caja de bateo. ¿Cómo van a ser agresivos si ustedes quieren que esperen strikes? Existe una frase en el béisbol organizado que dice a “grandes ligas se llega bateando, no se llega caminando”. Esto en referencia a que los ‘Scouts’ quieren ver a los bateadores, batear. Ellos no quieren verlos cogiendo bases por bolas.


Un mal día para el evaluador de talento puede ser que vaya a ver a un prospecto, y a ese bateador le dan 2 o 3 bases bolas en un solo juego. Difícil evaluar su habilidad de batear si lo que hace es esperar por bases por bolas.


Tercero, no hacen el ‘infield-outfield’ antes del juego.


Durante un juego normalmente los jugadores del cuadro, guardabosques y receptores tienen muy pocas oportunidades de demostrar sus habilidades defensivas a los ‘Scouts’, entiéndase fildeo o brazo. Es por esto que se recomienda que antes del juego, exponga a sus jugadores al fildeo de batazos y tiros a las bases que probablemente no tendrán durante le juego. De esta forma se podrá evaluar a cada jugador en su posición, inclusive a aquellos que no están jugando en ese día especifico. Separen el tiempo antes del juego para hacer el Inf/OF, y que los receptores tiren a las bases.


Estas sugerencias son bien intencionadas, espero las consideren.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page