Los Avances Tecnológicos y su impacto en el juego


En la primera parte de esta serie les hablé un poco, a manera de introducción, sobre las iniciativas que se utilizaron a principios de la década del 2000 por las organizaciones de grandes ligas para mejorar sus equipos. En específico la organización de los Atléticos de Oakland.


Para ese entonces los cambios fueron más bien buscando un mejor costo-beneficio del dinero invertido. De ahí surge entonces el concepto de ‘Moneyball’, una estrategia económica-administrativa.


En esa misma década del 2000 los avances continuaban enfocados en mejorar la adquisición de jugadores ‘baratos’, ya bien sea por medio del ‘draft’ o por transacciones con los demás equipos.


En esta segunda parte de la serie les estaré presentando sobre cómo y cuándo comenzó el otro elemento diferenciador que ha impactado al béisbol moderno, me refiero a los avances tecnológicos.


En el 2006 hace su entrada a todos los estadios de grandes ligas el sistema de radares conocido como ‘Pitch f/x’.


Este sistema, rastrea la velocidad de los lanzamientos de un lanzador, los diferentes movimientos de la bola en su trayectoria hacia el plato, el punto específico en donde el lanzador suelta la bola, la rotación de la bola mientras va en ruta en dirección hacia el receptor, y la ubicación de los lanzamientos con relación a la zona de strikes.


Desde su instalación, todos los lanzamientos realizados durante los juegos de grandes ligas han sido captados y archivados por medio de mediciones estadísticas, ¡todos! ¡Se podrán imaginar la cantidad de información acumulada!


Unos años más adelante una nueva versión de pitch f/x fue introducida en las grandes ligas conocida como ‘Trackman’.


Esta nueva versión de radar presenta la información en tres dimensiones (3D). Además, capta unas 27 mediciones diferentes por lanzamientos lanzados y batazos conectados. Muchas más las mediciones adicionales comparado a la versión anterior del ‘Pitch f/x’.


Esta combinación de datos y figuras tridimensionales brinda a las organizaciones y jugadores una perspectiva nunca ante vista de la acción en el terreno.



Llegamos entonces al 2015, en donde se instalaron en los estadios de grandes ligas unas cámaras de alta velocidad llamadas ‘Edgertronic’.


Estas cámaras capturan la acción del movimiento a más de 1,000 cuadros (frames) por segundo. Su utilidad y beneficio es tal que se ha convertido en una herramienta común utilizada por jugadores y personal analítico con miras de evaluar, entender y modificar el juego acorde a la información producida por estos aparatos.


Con la combinación de los radares ‘Trackman’ y las cámaras de alta velocidad ‘Edgertronic’, se creó el sistema analítico revolucionario llamado ‘Statcast’. ¡Desde ese momento el juego ha entrado a una nueva dimensión!


Esta combinación de dos sistemas de seguimiento es responsable de rastrear toda la acción que ocurre en el terreno a razón de 20,000 cuadros (frames) por segundo.


Por medio de ‘Statcast’, algunas de las nuevas mediciones que se tienen disponibles incluyen, el ‘exit velocity’; captando la velocidad con que la bola sale en el contacto con el bate; el ‘launch angle’, registra el ángulo que se dispara la bola saliendo del bate teniendo el terreno como punto base.


Además, mide, la ‘distancia cubierta’; esto es el terreno que tiene que recorrer el fildeador desde su posición inicial para poder hacer la jugada y el tiempo invertido para hacerlo. Otra medida es el ‘spin rate’; esto es la rotación por minuto (rpm) de la bola lanzada por el lanzador desde que la suelta, hasta el momento que llega al receptor.


Estas medidas se pueden llamar ‘revolucionarias’, ya que se han convertido en la base de todo lo demás que ha surgido en el juego. Alrededor de estas medidas es que ‘gravita’ el juego de hoy en día. El fanático las puede apreciar cuando se ve un juego por televisión y se muestra el rectángulo de la zona de strikes, la velocidad y trayectoria del lanzamiento, el ‘exit velocity’ de la bola saliendo del bate, el ángulo de salida, etcétera.


Esta nueva información además de beneficiar al fanático mostrándoles métricas y gráficas nunca vistas, también es utilizada por las organizaciones no solo para la evaluación estratégica del juego, sino también como información que ayuda en el desarrollo de las habilidades de cada uno de sus jugadores.


Estas son solo algunas de las medidas que se acumulan hoy en día durante la acción en el terreno. Existen actualmente más de 180 métricas producto de estos avances tecnológicos.


Antes se decía simplemente que el lanzador tiró un ‘slider’, o tiró una ‘curva’. Hoy en día se es un más poco más descriptivo que eso; decimos que lanzador realizó un lanzamiento a 88 millas por hora, con 2400 rpm, a 2 pulgadas de movimiento vertical sobre promedio, con un ‘eje de rotación’ casi perfecto, esto es para describir el mismo ‘slider’ que se tiraba antes.


La Major League Baseball continúa evaluando nuevos avances tecnológicos que sin duda continuarán trastocando la forma de ver, medir, evaluar y analizar el juego. No muy lejano se encuentra la inclusión de robots que sirvan como oficiales (umpires). Aunque todavía no se ha aprobado su uso. No nos debe sorprender que suceda en un futuro no muy lejano.


Hoy más que nunca es importante mantenerse al tanto de todas estas innovaciones tecnológicas, porque para todos los que estamos involucrados en esta industria, sea al nivel que sea, ya no es un lujo, es una necesidad.

2 comentarios
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • Instagram
  • YouTube