Ser Dirigente por las razones correctas

February 5, 2018

Nivel Básico
 

Son varias las razones por las que algunas personas deciden dirigir un equipo de béisbol (o cualquier otra disciplina). 

  • Unos buscan campeonatos para alimentar su ego,

  • otros porque creen que su hijo podría tener más oportunidad de juego

  • y otros por el mero hecho de ayudar a desarrollar peloteros jóvenes.

Si en realidad el interés de la persona que decide dirigir un equipo no es el bienestar y el desarrollo de los jugadores, tanto los jugadores como sus padres se darán cuenta.

  • Si no está preparado para efectuar una práctica organizada y efectiva, se darán cuenta.

  • Si no disfruta el juego o el enseñar, se darán cuenta.

  • Si trata de engañarlos por cualquier razón, se darán cuenta. 

Con el deseo de enseñar y dirigir un equipo se debe asumir también la responsabilidad de prepararlos bien.

 

Algo que debe aprender al decidir dirigir es que los jugadores se divertirán más y al mismo tiempo aprenderán más si disfrutan el tiempo en el parque con el equipo. Que no se sientan intimidados por cometer errores. Los errores son parte del juego y sin duda son parte IMPORTANTE del aprendizaje.

 

Si no cometen errores, NO APRENDERÁN NADA.

 

Lo primero que tiene que enseñarles es jugar el juego correctamente, entendiendo cada situación de juego. En mi opinión, y lo digo por experiencia, el mayor cumplido que puede ofrecerle una persona a un dirigente es que su equipo es uno ‘inteligente’ que sabe jugar el juego. Esa es la mejor evidencia de que están bien entrenados. Ubique los campeonatos y quién ganó o perdió a un segundo plano, a los padres le interesa que su hijo aprenda a jugar y entender el juego correctamente, punto.

 

Si usted no presenta un interés genuino por el bienestar de sus jugadores, esto aplica desde ‘Pampers’ hasta Grandes Ligas, usted nunca será un dirigente exitoso.

 

Existe un decir que a mí siempre me gusta citarlo: ‘Los jugadores quizás se olviden de lo que el dirigente dijo, pero nunca olvidarán de cómo los hizo sentirse’.

 

En resumen:

  • Esté seguro que los jugadores se divierten

  • Entienda el hecho que usted tendrá una influencia en ellos (positiva o negativa)

  • Comuníquese frecuentemente con los padres

  • Respete los otros dirigentes, jugadores y árbitros

  • Invierta calidad de tiempo con TODOS sus jugadores no solamente con algunos.

     

     

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Archivo
Please reload